¿Cómo sé si mi hijo necesita ir al psicólogo?

como-saber-si-mi-hijo-necesita-ir-al-psicologo

Ves que tu hijo se comporta diferente, no sabes si tiene alguna dificultad o problema y te planteas si sería conveniente llevarlo al psicólogo? En este post os dejamos algunas de las señales que indican que podría ser necesario buscar la ayuda de un psicólogo infanto-juvenil

Factores para saber que mi hijo necesita ir al psicólogo

1-Tiene dificultades para gestionar las emociones:

No sabe identificar o comprender sus emociones o las de otros, le cuesta comunicar lo que está sintiendo. Tiene dificultades para regularse, explotando o quedándose bloqueado cuando siente rabia, miedo, tristeza o ansiedad.

2-Ha tenido un cambio de comportamiento repentino:

Ha dejado de hacer cosas que antes le gustaban, se está aislando socialmente, no hace cosas que ya sabía hacer, ha bajado su rendimiento académico, está más nervioso o triste de lo que solía estar, etc.

3-En casa hay problemas familiares:

Hay dificultades, problemas o peleas en la familia que afectan al ambiente familiar y producen un impacto negativo en el bienestar emocional del niño. Estos problemas pueden incluir conflictos entre los padres, divorcio, falta de comunicación, abuso, cambios en la estructura familiar, etc.

4-Tiene problemas en el colegio o en el instituto:

Los profesores u orientadores os han indicado que tiene dificultades o problemas en el centro educativo. Algunos de los problemas serían: bajo rendimiento académico, problemas de conducta en el centro escolar, problemas de concentración, ansiedad a los exámenes, acoso escolar, dificultad para hacer amigos etc.

5-Presenta problemas físicos sin causa médica

Si presenta síntomas físicos, pero no hay ninguna causa médica, estos pueden tener un origen psicológico y pueden manifestarse a través de síntomas físicos como dolores de barriga, de cabeza, vómitos, entre otros.

6- Problemas de sueño:

Tiene dificultad para conciliar el sueño, no duerme lo suficiente, se despierta varias veces durante la noche, o no se siente descansado cuando despierta. Estos problemas de sueño afectan negativamente a su salud, bienestar general y rendimiento durante el día.

7- Problemas de alimentación:

Tiene dificultades para comer, es selectivo con lo que come, es decir, prefiere ciertos alimentos y rechaza otros. O habéis detectado que tiene problemas con la alimentación e imagen corporal, presentado conductas como evitar comer, vomitar después de comer, hacer ejercicio excesivo, preocupación por el peso, rechazo hacia su cuerpo etc.

7-Tiene problemas de desarrollo:

Tiene un trastorno del neurodesarrollo diagnosticado o tenéis sospechas de que lo pudiera tener. Estos problemas incluyen una amplia gama de condiciones que afectan al funcionamiento del sistema nervioso y, en consecuencia, impactan en el desarrollo cognitivo, motor y social de las personas. Entre los problemas del desarrollo más comunes se encuentran el trastorno del espectro autista (TEA), el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la parálisis cerebral, el síndrome de Tourette, y los trastornos del aprendizaje.

8- Le cuesta adaptarse a cambios importantes en su vida:

Tiene dificultad para adaptarse a cambios significativos de su vida (mudanzas, divorcios, pérdida de algún familiar, etc) y esto le está influyendo negativamente a nivel emocional. Estos eventos pueden generar ansiedad, inseguridad y miedo al desconocido.

9-Tiene baja autoestima:

Se siente inseguro, piensa que no es “lo suficiente”, se compara mucho con los demás. La autoestima puede influir en diversos aspectos de la vida, incluyendo las relaciones con iguales, el rendimiento académico y el bienestar emocional.

10-Tiene dependencia a dispositivos electrónicos:

Hace un uso excesivo y compulsivo de pantallas (tablet, móvil, ordenador, televisión etc.), interfiriendo en las actividades diarias, las relaciones con otras personas y, en muchos casos, en el rendimiento académico.

En cualquier caso, confía en tu instinto como madre y padre. Si tienes preocupaciones sobre el bienestar emocional de tu hijo, busca la ayuda de un psicólogo infanto-juvenil. El psicólogo evaluará la situación y os dará las herramientas y estrategias necesarias para gestionar las dificultades que esté atravesando vuestro hijo. En Clínica LOTO, nuestro centro de psicología y logopedia, estaremos encantados de ayudarte ¡Contáctanos!

 

Psicóloga Infantil en Clínica LOTO. Siempre me ha gustado escuchar, ayudar y acompañar a los demás, por eso, desde pequeña supe que me quería dedicar a la psicología.

Otros posts relacionados